Pausa a la novela de Josefina, Enrique y Andrés

Posteado por en Apr 6, 2012 en Libros | 0 comentarios

Para leer los libros recomendados, sugiero también hacerlo frente al mar, como el de Tulum. Foto: Genaro Lozano.

Para leer los libros recomendados, sugiero también hacerlo frente al mar, como el de Tulum. Foto: Genaro Lozano.

Las redes sociales muchas veces reflejan el estado de ánimo de una colectividad, de quienes estamos ahí constantemente participando. Tan solo basta con ver los llamados Trending Topics de Twitter para saber más o menos cómo se levantaron [email protected] [email protected], en qué andan a mitad de la tarde, si el equipo digital de algún candidato ya hizo trampa y utilizó cuentas falsas para replicar su mensaje o para ver cómo más tarde algú[email protected] [email protected] que son abogadas, médicos, meseras, estudiantes de día, se vuelven “[email protected]” de noche.

Si el arranque oficial de las campañas electorales en México te causó enojo, frustración, angustia, impotencia o cualquier otro sentimiento negativo, como a [email protected] en Twitter, apaga la tele o la radio y mejor lee las plataformas electorales de [email protected] [email protected], disponibles en sus páginas webs, o tómate esta semana de vacación y lee alguno de los siguientes títulos:

1) El arte de viajar.- El escritor suizo Alain de Botton nos lleva a un viaje hacia el interior de nuestra conciencia y de nuestros impulsos al tratar de comprender el deseo de viajar o nuestra fobia a salir del terruño. ¿Por qué al ver una foto de una palmera algunos tenemos el deseo de tirarlo todo e irnos a ese lugar idealizado que vemos en la imagen? ¿Por qué algunos, como Gustave Flaubert, cuando viajamos nos enamoramos de ese paisaje “exótico”, de esas miradas distintas, de esos olores y sabores que nos son ajenos? ¿Por qué otros, como Alexander von Humboldt, pueden dedicar una vida a explorar el mundo? ¿Qué hace que otros, que planean un viaje, su ruta y hasta lo pagan, de pronto no quieran salir de su casa y prefieran meterse a la cama a dormir? De Botton escribe con rigor detallista y en su libro aparecen personajes como los ya mencionados y como el pintor Edward Hopper, los poetas William Wordsworth y Charles Baudelaire, entre otros. Una excelente opción de lectura para tomar las maletas, aunque sea las mentales, y desconectarse de la política por unos días.

2) El secreto de la Noche Triste.- Si el libro anterior te invita a viajar, este thriller del virreinato, escrito por Héctor de Mauleón, te hace buscar el “secreto más guardado” de Ciudad de México. A través de la voz de Juan de Ircio, conocemos la historia de una ciudad en la que era posible encontrar las siete “ces”: calles, calzadas, caballos, carrozas, canoas, capas negras y criaturas. Una ciudad de primavera inmortal en la que las virreinas eran dispendiosas, donde el vino tinto tibio se tomaba como hoy se toma el refresco de cola, donde los primeros anteojos se compraban en el portal de la Preciosa Sangre y nadie los quería usar porque se veían ridículos, una ciudad de diluvios e inundaciones tras los que las iglesias repicaban sus campanas y rezaban para pedir el perdón divino porque “el diablo anda suelto en la Nueva España”. La historia de una ciudad en la que a un virrey de pronto se le ocurrió prohibir los carruajes en las calles (cosa que nadie cumplió). Una ciudad violenta en la que aparecían cuerpos atravesados por el cogote, usando la estocada Clairmont, y en la que persistía la impunidad. De Mauleón nos transmite su amor por la crónica, por el detalle y por los misterios que esconde la otrora llamada Ciudad de los Palacios.

3) Open City.- Con una prosa ligera y ágil, el joven escritor nigeriano-estadounidense Teju Cole te lleva a recorrer Manhattan, desde la parte norte en Morningside Heights, hasta la zona sur donde se encontraban las Torres Gemelas. Lo hace en una historia subterránea, de encuentros en el metro, y de largas caminatas, con miradas furtivas que a veces invitan al sexo, con personajes acompañados en la soledad de la ciudad, con “overachievers”, personas “logra-todo” que corren un maratón, pero no tienen con quién compartir su logro, de Harlem y sus iglesias con gospel o sus puestos de la Nación del Islam. Julius, el personaje principal, camina y olvida a una novia, va encontrando y encontrándose en sus interlocutores, neoyorquinos y belgas, en sus lecturas, como la de Elizabeth Costello, de Coetzee, y en sus obsesiones, como los asquerosos ácaros que abundan en NY.

4) The Comfort of Strangers.- Ian McEwan casi siempre es garantía. En esta novela corta, una pareja se encuentra perdida en los callejones y canales de una ciudad que parece ser Venecia, y también perdida en su propia relación. Con ecos de Patricia Hinghsmith y su oscuro pero Talentoso Señor Ripley, la historia de Mary y Colin y de su encuentro con Robert y Caroline, una pareja amable en esa ciudad extraña, va tejiéndose entre bares, música, sexo, placer, dolor y la policía. De las mejores novelas cortas que he leído.

Finalmente arrancó la contienda por la presidencia de México, y ya habrá tiempo para escribir de los primeros spots, sobre la utilidad de éstos y sobre otros temas, pero por lo pronto, como una cura ante los tiempos que vienen, me desconecto a la playa y me llevo “La tejedora de sombras”, la más reciente novela de Jorge Volpi. Ya después la novela que tejen Josefina, Enrique y Andrés Manuel dará de qué hablar…

Blog: www.reforma.com/blogs/genarolozano
Twitter: @genarolozano

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>