¿Buenos y malos?

Posteado por en Mar 21, 2012 en ARTICLE19, Libertad de prensa, Política nacional, Sociedad Civil | 0 comentarios

Un claro mensaje de ARTICLE19. Foto: Tomada de Internet.

Un claro mensaje de ARTICLE19. Foto: Tomada de Internet.

Este ha sido un sexenio de excepción. Si bien la violencia ha sido una constante de la historia de México, en los últimos seis años se ha vuelto el pan nuestro de cada día. Hoy vivimos la normalización de las imágenes de cuerpos colgados de puentes, de las cabezas arrojadas a bares, del descubrimiento de decenas de cadáveres apilados en fosas, nos olvidamos rápidamente de nombres como Bryan y Martin y parece que a nadie asusta ya el saber de ataques con granadas a periódicos en provincia, de asesinatos de periodistas en Veracruz o en Ciudad de México.

Año con año conocemos de informes, como el de Reporteros sin Frontera, en el que se señala que México es uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo o que la guerra contra el narcotráfico ha hecho de México un país más peligroso que Irak, como ha señalado también Barry McCaffrey, el ex zar antidrogas de EU. Reportes y declaraciones que nos hablan de un país en el que el ejercicio de la libertad de prensa está amenazado por la actividad de grupos criminales.

Aunado a ello, desde las instituciones del Estado mexicano se ha armado una narrativa que ha intentado controlar ese desastre. El discurso público está centrado en pensar en “buenos y malos”, en que los periodistas son asesinados por sicarios de los carteles de la droga y que la principal amenaza a la libertad de expresión en México viene precisamente de esas mafias.

Al respecto, la Oficina para México y Centroamérica, de la organización ARTICLE19, da a conocer hoy su más reciente informe sobre libertad de prensa en México y de nuevo el diagnóstico no es alentador, pero sí señala un cambio fundamental en señalar a los culpables. Con datos duros y con una narrativa bien documentada, ARTICLE19 polemiza y nos dice: “el Estado mexicano es cómplice de ese silencio forzado a [email protected] periodistas en México”. De hecho, según el informe, en los últimos diez años 66 periodistas han sido asesinados, 13 se encuentran desaparecidos, al tiempo que en 2011 se presentaron 172 agresiones a periodistas.

Si bien no resulta realmente sorprendente conocer que los estados que presentaron más agresiones contra periodistas en el 2011 fueron Veracruz (29 agresiones), Chihuahua (15), Coahuila (15) o Oaxaca (con 11), sí sorprende que Ciudad de México, que ha sido vendida como una isla inoculada ante la violencia en el país, se encuentre en el segundo lugar con 21 agresiones en el 2011. Sin embargo, lo más sorprendente es conocer que de todos los casos registrados, casi el 42% fue perpetrado por funcionarios públicos de los tres niveles del gobierno, principalmente de las fuerzas de seguridad.

Si hace apenas unos años, el presidente Calderón nos decía que hoy la libertad de expresión en México está amenazada por el crimen organizado y ya no por las autoridades, el informe de ARTICLE19 presenta un sólido contraargumento a esa visión de “buenos y malos”, pero no se queda ahí.

El informe hace además un diagnóstico de la poco eficaz respuesta del Estado ante las agresiones contra periodistas. ARTICLE19 critica el funcionamiento de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y nos detalle cuáles son sus problemas. Una opacidad total en el manejo de recursos, la no persecución de oficio de los asesinatos de periodistas, la desatención a la investigación, su dependencia de la Procuraduría General de la República (PGR) y con ello propone cómo podría darse solución este problema. De igual manera, ARTICLE19 revisa la actuación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y ésta tampoco sale bien librada.

En su informe, ARTICLE19 no se queda solo en señalar culpables a nivel del Poder Ejecutivo, también revisa cuál ha sido la labor del Poder Legislativo en la desatención del problema y critica la existencia de una Comisión Especial, creada en 2010 e integrada por 16 [email protected], que no ha sido más que ornamental y que no ha logrado armar el consenso legislativo para aprobar una ley federal para perseguir los delitos cometidos contra periodistas.

En paralelo a la presentación del informe, ARTICLE19 realizó el documental “Silencio Forzado” en el que un grupo de periodistas deconstruye la narrativa de que en México se vive la libertad de expresión como en pocos países del mundo. Testimonios de [email protected] [email protected] en todo el país que narran cuáles son los riesgos que enfrentan, incluso el trabajo que les cuesta contratar un seguro de vida.

En suma, vivimos un momento de excepción. Los medios de comunicación que han sido parte fundamental en la construcción de la vida democrática en México, hoy son uno de los sectores en los que se viven retrocesos autoritarios, violencia y peligro y, como ya apunta ARTICLE19, los culpables no son solo los “malos”, los grupos de narcotraficantes, sino también los impulsos autoritarios de funcionarios públicos y la desatención del Estado y las instituciones que ha creado para arreglar este problema.

* Publicada originalmente el 20 de marzo en la sección de opinión del Grupo Reforma

Abajo el cortometraje “Silencio Forzado” que ARTICLE19 presentó con el informe (reporte disponible en este link)

SILENCIO FORZADO from Filmaciones de la Ciudad on Vimeo.

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>