Beatriz Paredes

La cara de México ante el mundo

Posteado por en Aug 1, 2012 en Beatriz Paredes, Columna, Diplomacia, Enrique Peña Nieto, Pedro Aspe, Política nacional | 0 comentarios

Entrada principal a la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Foto: Genaro Lozano

Entrada principal a la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Foto: Genaro Lozano

Hasta septiembre tendrá México presidente electo, una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial decida sobre las impugnaciones presentadas al proceso electoral de este 2012. Sin embargo, Enrique Peña Nieto empieza ya a ver perfiles de quiénes podrían integrar su gabinete y para la Secretaría de Relaciones Exteriores empiezan a sonar algun@s nombres.

1.- Beatriz Paredes: Hay vari@s priístas que señalan que Paredes no quería ser candidata a jefa de gobierno del DF, que no le gusta hacer campaña y que lo que ella realmente quiere es ser la próxima Canciller. Paredes tiene varias fortalezas, como el hecho de que es una de las políticas mexicanas más conocidas en América Latina, así como el haber sido embajadora de México en Cuba. Paredes es maestra en retórica y en el arte de ocultar lo que realmente opina. Sin embargo, seleccionarla como Canciller mandaría el mensaje de que Peña Nieto no está interesado en mostrar que una nueva generación de priístas llegó al poder en México, sino que son los mismos que nunca se fueron. La labor de Paredes como Canciller podría ser conservadora. No habría reclamos a Cuba por Derechos Humanos, no habría señalamientos a Venezuela y con Estados Unidos realmente no queda claro hacia dónde se orientaría la relación bilateral.

Leer más

El huipil de Beatriz y la Ciudad

Posteado por en Nov 30, 2011 en Alejandra Barrales, Beatriz Paredes, Ciudad de México, Columna, GDF, Mario Delgado, Miguel Ángel Mancera, Muñoz Ledo, PRD, PRI | 0 comentarios

Huipil. Foto: tomada de Internet

Huipil. Foto: tomada de Internet

“Soy el único que puede detener a Beatriz, solo yo sé cómo hacerlo. Solo yo puedo salvar a la ciudad”, escuché decir muy convencido a Porfirio Muñoz Ledo a las afueras de un hotel dominicano hace menos de dos meses, mientras con una mano sostenía una copa y con la otra lanzaba piquetes de dedo a la panza de un joven legislador.

Así como en la política nacional parece haber ese sentimiento de inevitabilidad compartido: ahí viene de regreso el PRI, peinado con el copete de Enrique Peña Nieto y nada podrá detenerlo, en la política de la Ciudad de México también se reproduce tal sentimiento: ahí viene de regreso el PRI, arropado en el huipil de Beatriz Paredes y nada podrá detenerlo (ni siquiera Porfirio).

Leer más